La tarta Sacher es uno de los postres más famosos del mundo, pero para mí tiene un significado especial, ya que es el pastel preferido de mi madre. Por ello, estoy muy contenta de compartir esta receta que tantas veces he disfrutado con la persona más importante que hay en mi vida.

Pero, dejando a un lado las emociones, quiero que descubras de qué va este pastel.

La tarta Sacher se compone de un bizcocho de chocolate con una capa interior de albaricoque en mermelada y todo cubierto con un glaseado de chocolate.

¿Apetitoso no? Pues no esperemos más y vamos con la receta.

tarta sacher

DIFICULTAD

Media

PREPARACIÓN

1 hora y 30 minutos

RACIONES

6 comensales

Para la base

  • Mantequilla: 100 g

  • Azúcar: 100 g

  • Azúcar glas: 100 g

  • Harina: 100 g

  • Almendras: 125 g

  • Levadura: 16 g

  • 6 huevos

  • Mermelada de albaricoque: 300 g

  • Una pizca de sal

Para la cobertura

  • Chocolate amargo: 150 g

  • Nata líquida: 125 g

  • Mantequilla: 30 g

¿Cómo preparar una tarta Sacher?

No te preocupes por la cantidad de ingredientes que acabo de listar. Si sigues todos los pasos de forma correcta, la receta de tarta Sacher te quedará perfecta.

1Trituramos las almendras y las reservamos para más adelante.

2Agregamos la mantequilla y la azúcar glas en bol, mientras que batimos la mezcla con una varilla. Añadimos las yemas de los huevos, una por una, sin dejar de batir los ingredientes.

3Fundimos el chocolate de cobertura en baño maría o también puedes hacerlo en el microondas en la función de descongelar. Una vez fundido lo agregamos a la mezcla anterior de mantequilla azúcar y yemas de huevos.

4Agregamos la harina, las almendras picadas, la levadura y la pizca de sal. Siempre mezclando para que se integren bien todos los ingredientes.

5Montamos las claras de huevo con azúcar regular, de forma manual, con una varilla y cuando estén a punto de nieve las añadimos a la masa anterior.

6Vertimos la mezcla en el molde que puedes engrasar, pintando los bordes con mantequilla. Horneamos la masa durante unos 40 minutos a una temperatura de 170°.

7Cuando esté lista es preciso cortar la tarta a la mitad o en 3 trozos, y añadir la mermelada de albaricoque que debemos extender con la ayuda de una espátula.

Para la cobertura de chocolate

8Colocamos en un cazo, que pondremos al fuego, el chocolate amargo con la mantequilla y la nata. Una vez fundido hay que verterlo sobre el bizcocho e intentar que quede totalmente cubierto.

Finalmente debemos dejarla reposar en la nevera hasta que la cobertura de chocolate se endurezca. Cuando esto ocurra ya sabrás que está lista para servir.

En lo que esperamos para poder probarla, quiero contarte acerca del origen de la Tarta Sacher y dónde puedes probar las mejores.

Curiosidades de la Tarta Sacher

Este delicioso postre de chocolate tiene su origen en el año 1832 y fue creada por el repostero Franz Sacher. Se convirtió en una receta familiar, puesto que años después su hijo Eduard comenzó a hacerla en la pastelería Demel en Viena.

En 1876 Eduard fundó el Hotel Sacher en el corazón de la capital austriaca y comenzó a vender la tarta Sacher o como tendrías que pedirla allí, la Sachertorte.

La receta que acabamos de hacer, claramente no es la original, sino el hotel no vendería tantas unidades cada año (270 000). La verdadera sigue siendo un secreto muy bien guardado, aunque se dice que la clave esta en la cobertura de chocolate.

Es tanta su fama y popularidad, que se ha convertido en un símbolo de la gastronomía de Austria. Con decirte que cada año, el 5 de diciembre, se celebra el Día Nacional de la Tarta Sacher en Viena. Sin dudas, es todo un patrimonio de la nación.

No obstante, no tienes que esperar a viajar a Austria para probar la Tarta Sacher. Seguramente la tuya ya esté lista para degustar. Así que, dinos en los comentarios ¿Qué tal te quedó?