En esta ocasión toca hablar nuevamente de una tarta con manzanas, pero esta vez no es la tradicional americana Apple Pie. Hoy nos trasladamos de continente para preparar un postre tradicional, pero de Polonia.

Al parecer, cada país tiene su versión de la tarta de manzana. Y no me extraña, ya que se trata de una fruta deliciosa y muy versátil para la repostería. 

La tarta polaca de manzana con canela, cuyo nombre original es complicado de pronunciar (Szarlotka), se compone de una masa base que se rellena con láminas de manzana y se cubre con la misma base, pero rallada.

Explicado así puede resultar complicado de entender, pero verás que siguiendo uno a uno los pasos que te muestro en la receta podrás hacerlo en un abrir y cerrar de ojos. Aunque realmente necesita 2 horas de cocción por lo que probablemente tardaremos más tiempo en prepararla.

Tarta polaca de manzana y canela

DIFICULTAD

Media

PREPARACIÓN

2 horas

RACIONES

6 comensales

Aunque no son muchos los ingredientes que se precisan para elaborar esta tarta, la preparación es algo complicada. ¡Mucha atención! Esto es todo lo que necesitas:

Ingredientes

Para la masa

  • 500 gr de harina

  • 250 gr de mantequilla

  • 6 yemas de huevo

  • 2 cucharadas de nata para montar

  • Una cucharadita de levadura en polvo

  • Un vaso de azúcar glass

Para el relleno

  • 5 manzanas

  • 3 cucharadas de zumo de limón

  • 2 cucharaditas de canela en polvo

  • Un vaso de azúcar

  • Azúcar glass (para decorar)

¿Cómo preparar la tarta polaca de manzana con canela?

El tiempo de preparación que necesita esta tarta es mayor al que quizás estamos acostumbrados en Mil Tartas. Pero créeme que valen la pena esas 2 horas de elaboración porque el resultado final es exquisito.

Preparar la masa

1En un bol, mezclamos la levadura y la harina.

2Cortamos la mantequilla en dados y la agregamos a la mezcla anterior.

3Añadimos las yemas y la nata. Mezclamos todos los ingredientes hasta obtener una masa consistente. Si es necesario utiliza las manos para que se integren bien todos los elementos.

4Dividimos la masa en dos partes, puesto que una será para la base y el resto para la capa superior de la tarta. Las proporciones deben ser las siguientes ¾ de masa para la base y ¼ para la capa de arriba.

5Amasamos dos bolas y las envolvemos en papel film. Ambas las metemos en la nevera durante una hora para que se enfríen. La bola pequeña la reservamos en el congelador.

Preparar el relleno

6Pelamos las manzanas y les quitamos el corazón (siempre me cuesta hacer este paso 😂) Las troceamos en láminas finas y las cocemos con agua a fuego lento durante 15 minutos, sin remover.

7Añadimos el azúcar, el jugo de limón y la canela. Removemos todo con movimientos suaves para no romper las manzanas.

Para montar la tarta

8Precalentamos el horno a una temperatura de 180°.

9Pasado el tiempo de reposo que deben tener las masas en la nevera, sacamos la masa grande. Untamos mantequilla en el molde y colocamos papel para horno con el objetivo de evitar que la masa se pegue. Colocamos la masa en el molde por todo el fondo y los bordes.

10Horneamos la base por unos 8 minutos.

11Retiramos del horno y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente.

12Una vez que se enfríe completamente colocamos las láminas de manzana encima haciendo varias capas, para que el relleno sea contundente.

13Sacamos del congelador la masa pequeña y la rallamos encima de las capas de manzana.

14Horneamos la tarta durante una hora hasta que adquiera un vistoso color dorado.

15Pasado este tiempo, la sacamos del horno y la dejamos enfriar.

Yo la he decorado con azúcar glass por encima y con helado. Pero también la puedes acompañar de dulce de leche o mermelada.

Como casi todas las tartas de manzana este postre típico de Polonia es un auténtico manjar para toda la familia. La mía ha devorado la tarta polaca de manzana con canela en pocos segundos. 

¿Queda algo de la tuya? 

Probablemente no, porque no dura mucho tiempo en la mesa. Pero no te vayas sin contarme qué tal sabe.

Comparte tu tarta polaca de manzana ;)