Pues sí, como lo lees. Esta tarta helada de mascarpone con fresas se prepara en tan solo diez minutos de tu tiempo. Creo que es la receta con el menor tiempo de elaboración que hemos preparado en miltartas y ya verás lo fácil que es su elaboración. 

Si tienes una celebración de emergencia o simplemente, tu antojo de dulce no puede esperar ni un minuto más, te invito a preparar esta tarta que dejará a todos los comensales deseando otro bocado.  

Aunque eso sí. Teniendo en cuenta que se trata de una tarta helada, recuerda que siempre necesita su tiempo de reposo en la nevera para que quede lo suficientemente compacta. 

Se trata de una tarta con un suave dulzor gracias a las fresas, acompañada de una cremosidad envidiable que le aporta el mascarpone y el queso crema. 

No demoremos el disfrute de este manjar y veamos cuáles son los ingredientes que lleva esta receta.

Tarta helada de mascarpone con fresas

DIFICULTAD

Baja

PREPARACIÓN

10 minutos + 2 ó 3 horas congelación

RACIONES

6 comensales

Además del queso y este fruto rojo, también necesitaremos otros componentes para elaborar esta receta. A continuación, te muestro la lista completa de todos los elementos que debes tener en tu cocina para que el resultado sea el más parecido a la tarta que hoy te traigo.

Ingredientes

Para la base

  • 160 g de galleta tipo María

  • 70 gr de mantequilla

Para el relleno

  • 400 ml de nata líquida

  • 300 gr de queso crema

  • 250 gr de queso mascarpone

  • 200 gr de fresas

  • 160 gr de azúcar

  • Zumo de 1 limón

¿Cómo preparar la tarta helada de mascarpone con fresas?

Si ya tienes listos todos los ingredientes es momento de comenzar esta receta por la elaboración inicial. Una base típica en muchas tartas que hemos hecho, que se compone básicamente de galletas y mantequilla.

Para preparar la base

1Forramos un molde desmoldable con papel de horno y lo dejamos listo para colocar la masa.

2Trituramos las galletas con un robot de cocina o mediante la ‘técnica de la abuela’. Esta consiste en colocar todas las galletas en una bolsa de plástico y triturarlas con la ayuda de un rodillo.

3Mezclamos las galletas con la mantequilla, que debe estar a temperatura ambiente y calentamos la mezcla hasta que se funda la mantequilla, y quede una base más o menos compacta.

4Extendemos la masa sobre el molde y lo dejamos reposar.

Para preparar la crema

5Lavamos todas las fresas y reservamos 4 o 5 para la decoración final.

6Troceamos las fresas y las colocamos en la batidora, añadimos el zumo de limón que le aportará ese toque cítrico que muchas amamos en los postres.

7Trituramos todos los ingredientes en la batidora hasta conseguir una textura de salsa que tenga ese ligero color rosado que ofrece la fresa. Vertemos la salsa en otro recipiente y lavamos el vaso de la batidora

8Ponemos en la batidora el queso crema con la nata líquida y el mascarpone. Batimos todo hasta que se fundan los ingredientes y consigamos una mezcla homogénea. Añadimos el azúcar poco a poco. Dosifica la cantidad, dependiendo de cuan dulce te gusten los postres.

9Incorporamos a la mezcla anterior la salsa de fresas para aportarle color a la crema y con esta elaboración terminamos el relleno.

Para montar y decorar la tarta

10Vertemos el relleno de mascarpone y fresas sobre la masa previamente colocada en el molde. Reservamos en el congelador durante 2 horas como mínimo.

11Una vez pasado ese tiempo decoramos con unos trozos de fresas, y hay quien también le añade unas hojitas de menta para aportarle más frescor.

Y en menos de 10 minutos tenemos la tarta helada de mascarpone con fresas lista. 

Eso sí. Para degustarla como es debido, debemos esperar unas pocas horas. Después de todo estamos ante la presencia de una tarta helada y, como su propio nombre indica, helada debe estar para ser servida. 

No olvides contarme tus impresiones sobre esta deliciosa tarta, tanto el proceso de elaboración como el resultado final. Dime en los comentarios ¿qué te ha parecido esta receta?

Mascarpone y fresas, la tarta más romántica, ¡Compártela!