Para los amantes del chocolate, la tarta de queso con chocolate blanco puede ser una gran alternativa para disfrutar de su golosina preferida de una forma diferente, pero igualmente deliciosa.

Por eso, en este post te traigo un par de recetas para aprender a preparar este exquisito pastel ya sea con horno o sin horno; ambas requieren de unos pocos ingredientes y son realmente sencillas, ¿qué más podrías pedir?

Solo debes continuar leyendo y seguir cada una de las instrucciones que te presentamos para que puedas aprender cómo hacer tu propia tarta de queso y chocolate blanco. ¿Qué esperas para preparar esta receta? Una vez que la pruebes te sorprenderá enormemente tanto su textura como su sabor. ¡Comencemos!

tarta chocolate blanco queso

Para los más golosos, esta es una fácil y deliciosa receta para preparar una tarta de queso y chocolate blanco sin necesidad de usar el horno.

Aunque al hablar de su dificultad, sería conveniente decir que la única que le encontramos consiste en que necesita varias horas dentro del frigorífico para lograr cuajar completamente.

Sin embargo, quienes disponen de un congelador tienen la posibilidad de aligerar dicho proceso. En cualquier caso, se trata de un postre delicioso que todos desearán probar.

DIFICULTAD

Baja

PREPARACIÓN

6 horas

RACIONES

10 comensales

Ingredientes

Los ingredientes que requieres para la preparación de esta receta son los mencionados a continuación:

Para la base

  • Galletas: medio paquete (100 g)

  • Mantequilla: 30 g

Para el relleno

  • Queso crema: 250 g

  • Chocolate blanco: 180 g

  • Crema de leche o nata: 250 g

  • Azúcar: dos cucharadas soperas (opcional)

Pasos para preparar el pastel de queso y chocolate blanco

Ahora bien, a continuación te presento los pasos que tendrás que seguir para hacer tu tarta casera de queso y chocolate blanco sin horno:

1Para empezar, tienes que trocear el chocolate y fundirlo dentro del microondas a través de cortos intervalos de tiempo que no superen los 60 segundos, de manera que después del primer minuto, debes retirar el chocolate del microondas, remueves y si aún no está completamente fundido, lo colocas durante otro medio minuto.

Resulta esencial que te asegures de no sobrepasar este tiempo, ya que de lo contrario, el chocolate se puede quemar y tu tarta no quedará bien. Una vez que esté bien fundido, resérvalo y permite que se enfríe.

2Para preparar la base de esta tarta, tienes que triturar las galletas y asegurarte de pulverizarlas, luego mézclalas con la mantequilla (previamente fundida) para crear una pasta que usaras para cubrir completamente el fondo del molde.

En caso de que creer que requieres un poco más mantequilla para conseguir que la pasta sea más compacta puedes agregar un poco más, pero, hazlo lentamente para no añadir demasiada. Es conveniente que forres tu molde con papel de hornear o vegetal a fin de que puedas desmoldar más fácilmente la tarta.

Truco: Si lo deseas, podrías usar igualmente la pasta de galletas para cubrir las paredes del molde, aunque en este caso, vas a necesitar un poco más de galletas.

3Una vez cubierto el molde, debes reservarlo dentro del frigorífico para comenzar a trabajar en el relleno. En este punto, tienes que batir el queso crema, de preferencia usando varillas eléctricas.

Suele ser recomendable que retires el queso de la nevera unos minutos antes a fin de que al momento de batirlo se encuentre a temperatura ambiente. En caso de no hacerlo, deberás colocarlo un par de segundos dentro del microondas.

4Luego agregas la crema de leche o nata y continúas batiendo hasta lograr montarla. Dependiendo de la clase de queso crema que uses, o si prefieres una tarta bastante dulce, puedes agregar un poco de azúcar.

Después añades el chocolate blanco, que para el momento debería estar frío, y utilizas una espátula para integrarlo a la mezcla realizando movimientos envolventes a fin de evitar perder volumen.

5Después tendrás que verter el relleno encima de la base de galletas y usar la espátula para distribuirlo de forma uniforme; una vez listo, reserva la tarta dentro del frigorífico y la dejas cuajar toda la noche. En caso de que no puedas esperar tanto tiempo, tienes la alternativa de colocarla dentro del congelador durante un par de horas.

6Una vez que esté bien cuajada, deberás desmoldar la tarta de queso y chocolate blanco cuidadosamente, luego podrás decorarla de la manera que más desees. Si gustas, podrías cubrir su superficie con un poco de mermelada de arándanos o de fresa, al igual que con caramelos o sirope de chocolate, etc., ¡tienes múltiples posibilidades!

Tarta rápida de queso y chocolate blanco con horno

Para esta segunda receta, sí que necesitarás usar el horno, aunque podrás prepararla en un menor tiempo que la anterior, por lo que resulta perfecta para esos momentos en que no cuentas con mucho tiempo.

DIFICULTAD

Baja

PREPARACIÓN

60 minutos

RACIONES

10 comensales

Ingredientes

En este caso, los ingredientes que necesitas son:

  • Huevos: 6 unidades

  • Queso crema: 240 g

  • Chocolate blanco: 240 g

Cómo preparar el pastel

1Deberás empezar por separar las yemas y las claras de huevo, resérvalas.  Luego funde el chocolate blanco a baño María y una vez que esté totalmente derretido, apártalo del fuego y agrega las yemas de huevo (asegurándote de no batirlas), seguidas del queso crema.

Ahora sí, remueve bien todos los ingredientes para lograr que los mismos se integren por completo.

2Precalienta el horno a unos 170°C. Mientras tanto, monta a punto de nieve las claras de huevo; cuando estén listas, agrégalas a la mezcla anterior y realiza movimientos envolventes a fin de lograr que los ingredientes se integren totalmente.

3Coloca papel vegetal para horno dentro de un molde redondo, luego vierte la mezcla dentro y colócala dentro del horno durante unos 30 minutos a una temperatura de 170°C. Cuando haya pasado el tiempo señalado, apaga el horno pero no retires la tarta, en su lugar, permite que repose dentro de él por unos 15 minutos.

Después de ese tiempo, si podrás retirar tu tarta de queso y chocolate blanco del horno, espera que se enfríe por completo para poder desmoldarla y luego ya podrás degustarla. ¿Muy sencillo, no?

Cuéntanos, ¿qué te han parecido estas recetas para hacer tarta de queso y chocolate blanco? ¿Cuál te agrada más? ¿Con qué acompañarías esta tarta?

Tengo muchas mas recetas de tarta para preparar sin utilizar el horno, así como otras tantas recetas de tartas rápidas. ¡Cualquier sugerencia es bienvenida!