La receta de la tarta de galletas y moka es muy sencilla de preparar, por lo que podrá sacarte de un apuro si necesitas elaborar un postre delicioso en poco tiempo. 

Este es un plato de repostería tradicional, de esos que hacían nuestras madres y abuelas. Las tradiciones son importantes ya que constituyen la base de la cocina moderna. Por ello, me encanta preparar tartas clásicas como la que estaremos haciendo el día de hoy.

Todos los clásicos son deliciosos, así que no me demoro más y comenzamos.

Tarta de galletas y moka

DIFICULTAD

Baja

PREPARACIÓN

20 minutos

RACIONES

10 comensales

Este es uno de los platos favoritos para quienes disfrutan de un delicioso dulce mientras se toman un café. Así que, si eres amante del café y las tartas, encontrarás en esta receta el compañero perfecto para tus dosis diarias de cafeína.

  • 300 gr de galletas

  • 250 gr de mantequilla

  • 140 gr de azúcar

  • 10 gr de café soluble

  • 50 ml de agua

  • 2 yemas de huevo

  • 1 vaso de leche

  • 2 cucharaditas de café soluble

¿Cómo preparar la tarta de galletas y moka?

Antes de comenzar la receta vamos a sacar la mantequilla de la nevera para que se ablande.

Para preparara la crema de moka

1Disolvemos en agua los 10 gr de café soluble y agregamos azúcar. Lo ponemos todo a hervir en un cazo al fuego durante unos tres minutos o hasta que se forme un almíbar denso. Luego lo dejamos reposar fuera del fuego.

2Batimos las yemas de huevo con una varilla, hasta que la mezcla adquiera una textura espumosa.

3Añadimos el almíbar poco a poco mientras seguimos batiendo.

4Agregamos la mantequilla a los huevos mientras batimos a velocidad media hasta que se integren bien todos los ingredientes.

5Reservamos la crema de moka en la nevera por unos 15 minutos. Debe estar bien fría, pero de forma tal que siga teniendo una textura cremosa.

Para preparar la tarta

6Mezclamos la leche con 2 cucharadas pequeñas de café soluble descafeinado.

7Mojamos las galletas en este café y las vamos colocando en una bandeja.

8Colocamos una capa de galletas y luego extendemos una capa fina de crema de moka. Y así sucesivamente hasta que queden varias capas de moka y galletas intercaladas. A mi me quedaron 5 capas y la última es de crema. Esta debe cubrir la superficie y también los laterales de la tarta.

9Reservamos la tarta en la nevera preferiblemente hasta el día siguiente.

Para decorar la tarta, puedes hacerlo con el sobrante de la crema de moka, frutos secos o lo que prefieras.

¡Un poco de sirope de chocolate combina de maravilla!

Y así de fácil y rápido tienes hecha tu tarta de galletas y moka. Se trata de una elaboración sencilla, que no lleva mucho tiempo y que, además, no necesita horno. ¡Más fácil imposible!

Mmmm… esta tarta con mi café de la mañana es un regalo de los dioses. ¿Qué tal ha quedado la tuya? 

¿Te gusta el café? Comparte esta tarta, te encantará :P