¿Qué sería de nosotros sin el rico sabor del chocolate? Siempre queremos más, y no paramos de comerlo, untándolo en galletas, tomándolo en tiempos de frio, y también realizando coberturas para una deliciosa tarta, ¡eso es lo que haremos en esta oportunidad!

Las coberturas de chocolate funcionan perfectamente en cualquier ocasión, y con ellas podrás ganarte el corazón no solo de todos los chocolateros, sino también de aquellos que no son muy fans de este ingrediente.

Se trata de una verdadera fantasía ver cualquier postre cubierto de chocolate, y es que no hay nada tan delicioso como el cacao, sin importar en cuál de sus presentaciones se encuentre.

Dentro del mundo de la repostería, supone una forma sencilla a la hora de decorar cualquier superficie, recubriéndola completa o parcialmente.

Recuerda que la creatividad y las distintas formas de las cubiertas de chocolates son importantes, por lo que te presentaremos varias recetas para preparar el chocolate y usarlo como cubierta, a fin de que puedas conseguir los mejores resultados. Solo debes animarte y arriesgarte a poner manos a la obra.

Las coberturas no son difíciles de preparar, ya que no se trata de algo complejo que necesite de gran experiencia en la repostería; solo debes comenzar a preparar tus propias cubiertas con las recetas que te proponemos para que los resultados y la perfección de tus postres continúen mejorando cada vez más.

Los reposteros normalmente hablan de “bañar” la tarta, que no es más, que recubrirla con el ingrediente de su preferencia, que en este caso será el chocolate; y para que veas que solo la imaginación te limita, a continuación te presentamos diversas opciones de cubiertas de chocolate con las que puedes “bañar” tus postres.

Una de las clásicas cubiertas que puedes preparar con chocolate es el Ganache, otro es el glaseado brillante y la deliciosa cubierta de cacao glasé; todas ellas te las estaremos presentando para que escojas la que más te agrade, ya que todas ellas son recetas bastante fáciles. Y no olvides que, sin importar la técnica que quieras usar, siempre debes cuidar la calidad del chocolate, y de cada uno de los ingredientes para que puedas conseguir los mejores resultados.

Dicho esto ¡Comencemos!

Ganache de chocolate

ganache chocolate

De cobertura completa o parcial, su densidad se puede alterar, es decir, puede ser más densa o más ligera, depende del uso.

Se puede hacer de chocolate blanco (añadiéndole colorantes puedes cambiar su color y jugar con la decoración) y de leche; asimismo, con un poco licor o vainilla puedes alimentar los sabores del paladar y, si te atreves, un poco de almendras para darle un toque diferente.

Ingredientes

  • Chocolate: 200 g

  • Nata (para montar): 200 g

  • 1 cucharada de mantequilla

  • Una pizca de sal

Preparación

Empieza por cortar el chocolate en trozos pequeños. Coloca la nata para montar, la mantequilla y sal dentro de un bol y colócalo en el fuego, a Baño María.

Luego agrega los trozos de chocolate y remueve de forma envolvente hasta alcanzar la consistencia deseada; recuerda que si la quieres más densa puedes agregarle más trozos de chocolate o añadir nata para montar para hacerla más ligera.

Después, añade un poco de vainilla o licor (1 cuchara, sería lo esencial). Listo, puedes realizar la cubierta de tu tarta.

Glaseado brillante de chocolate

Glaseado brillante de chocolate

De cobertura parcial o completa, su densidad es suave y de tono brillante, es espacial para baños suaves y para darle un toque fino y delicado a la decoración de las tartas.

Ingredientes

  • Cacao en polvo: 60 g

  • 1 cucharada pequeña de café instantáneo

  • Una pizca de canela molida

  • Nata para montar (media taza repostera): 120 ml

  • Azúcar: 180 g

  • Agua mineral: 145 ml

  • Láminas de gelatina: 6 g (3,5 láminas)

Preparación

En un bol añade el agua, la nata y el azúcar, luego colócalo a fuego bajo. En otro recipiente, agrega el cacao, el café y la canela, mézclalos bien y después añádelos en el recipiente que se encuentra al fuego (debes hacerlo antes de que hierva), y remueve de forma envolvente para que los ingredientes se integren completamente.

Sin dejar de remover la mezcla, permite que la misma alcance como mínimo los 100°C de temperatura.

Antes de añadir la gelatina, deberás hidratarla colocándola en agua fría y después de algunos minutos, escurrirla y disolverla totalmente para integrarla a la mezcla caliente. Deja que la mezcla se enfrié y alcance una temperatura de 30°C (la cual puedes medir con el termómetro de cocina), y luego podrás cubrir tu pastel y disfrutar de una rica cubierta de chocolate.

Cubierta de cacao glasé

Cubierta de cacao glasé

Su cobertura es completa, su densidad es gruesa, más bien de masa y si la sabes manejar, puede funcionar para hacer figuras (es suave y de textura mate).

Ingredientes

  • Cacao en polvo: 50 g

  • Azúcar glasé: 250 g

  • Mantequilla: 150 g

  • Leche (opcional)

Preparación

Coloca el cacao en polvo y el azúcar pulverizado dentro de un recipiente y mézclalos bien.

Usa un bol para calentar la mantequilla, pero asegúrate de no dejarla hervir, la idea es lograr que pase de sólida a líquida. En otro bol, totalmente limpio, coloca la mezcla de cacao y azúcar, realiza una especie de hoyo en el centro y vierte rápidamente la mantequilla derretida en él, y de inmediato comienza a removerlo todo hasta conseguir una pasta de chocolate.

Y listo, ya puedes usarla para cubrir lo que desees. En caso de que la mezcla se torne un poco espesa, podrías agregarle unas cucharadas de leche para bajar su densidad, y así, a la hora de aplicarla sobre tu tarta, te será más sencillo moldearla.

¿Te han gustado estas formas de hacer coberturas de chocolate casero? ¿Te animas a usar alguna para cubrir tu tarta y conseguir un delicioso sabor? No importa cuál de ellas prepares, todas suponen un verdadero acierto para todo tipo de postres y ocasiones, así que no tienes excusas.

Recuerda que tengo más tips de repostería, ¡no te los pierdas!